La importancia de la glucosamina y la condroitina en los caballos

276 vistas 36 Me gusta



Todos conocemos la importancia de mantener un caballo en óptimas condiciones, siendo una adecuada prevención la mejor manera de sortear las temidas lesiones. En este sentido los suplementos para las articulaciones son los más demandados debido al papel crucial que juegan a la hora de evitar lesiones que puedan terminar de forma rápida con la carrera de un caballo. 

 

Para evitar este tipo de enfermedades tan frecuentes en el caballo, es importante que éste tenga unas articulaciones perfectamente lubricadas de forma que los huesos no provoquen rozamiento y lesiones que deriven en graves problemas. Ahora bien, ¿cómo conseguirlo? La respuesta:

 

LA GLUCOSAMINA Y LA CONDROITINA

 

Como ya hemos señalado los talones de Aquiles de los caballos son las articulaciones y los tendones (junto al sistema digestivo) siendo unas de las áreas especialmente afectadas por graves lesiones. A pesar de que este tipo de enfermedades se suelen dar mayoritariamente en caballos de edad avanzada, cada vez es más frecuente que los caballos jóvenes las padezcan por lo que resulta imprescindible prestar atención en todas las fases de su vida. Uno de los mejores modos para ello son los suplementos alimenticios capaces de prevenir estas lesiones y, en caso de que ocurran, ayudar con la cicatrización e inflamación facilitando su curación y recuperación.

 

Entre los suplementos nutricionales más populares del mercado se encuentran los condroprotectores ricos en glucosamina y condroitina como Hyaloral Equino: un complemento ideal debido a su aporte de moléculas precursoras con efectos antiinflamatorio e inhibidor de las enzimas destructoras del cartílago, favoreciendo la síntesis y conservación del cartílago articular.

 

Por su parte la glucosamina presente en este condroprotector equino desempeña un papel fundamental para el caballo al ser necesaria en la producción de las sustancias implicadas en la creación de tendones, cartílagos, ligamentos y líquido que mantiene lubricadas las articulaciones. Suplementando la dieta con glucosamina lograremos aumentar la cantidad de cartílago y líquido que rodean las articulaciones, previniendo su deterioro, evitando la aparición de las lesiones o bien ayudando en el proceso de recuperación en el caso de que éstas ya se hayan producido.

 

Si quieres saber más sobre este complemento básico haz click aquí.

Publicado en: Ganadería

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario