¿Qué beneficios tiene tener mascota?

324 vistas 10 Me gusta

Tener una mascota cambia la vida de sus dueños aportando numerosos beneficios tanto a nivel físico como psicológico. ¿Sabes cómo un animal cambia tu vida?

 

1. REDUCEN LA TRISTEZA Y MEJORAN LOS CASOS DE DEPRESIÓN

Muchas personas afirman sentirse solas (especialmente los más mayores), derivando esta sensación en una profunda tristeza y agudizando los casos de depresión. No cabe duda de que estar cerca de nuestra mascota es muchas veces la mejor compañía, por lo que compartir nuestro hogar con ellos es una excelente opción para los más mayores. ¡Nunca volverán a estar solos!

 

2. MEJORAN EL ESTADO DE SALUD

Además de mejorar los casos de depresión y reducir la sensación de soledad, las mascotas también contribuyen a reducir los niveles de estrés y transmitir tranquilidad a sus dueños. Escuchar el ronroneo de un gato, el canto de un pájaro, o contemplar el nado de un pez en un acuario, son algunos de los momentos placenteros que esconden múltiples beneficios para nuestra salud.

 

En el caso de los perros, los paseos diarios tan necesarios para ello favorecen una buena condición física, además de ser un momento ideal para la socialización tanto para el perro como para el dueño.

 

3. CREAN UNA NUEVA RUTINA

Toda mascota precisa de una rutina de cuidados de alimentación, salud e higiene, por lo que tener un animal a nuestro cargo favorece nuestro desarrollo cognitivo y bienestar haciéndonos sentir útiles.

 

4. NOS HACEN SENTIR SEGUROS

En el caso de los perros la protección que nos ofrecen es indiscutible. Sin embargo este sentimiento de seguridad puede ir mucho más allá, ya que hay perros capaces de detectar cuándo nuestro estado de salud sufre algún cambio, estando entrenados para alertar ante una situación peligrosa.

 

5. FAVORECEN UN ADECUADO DESARROLLO EN LOS NIÑOS

Lo más común es que los niños pidan una mascota como compañero de juegos, pero no todo acaba ahí. Independientemente de la mascota con la que compartamos el hogar, todo animal  implica deberes de los que también deben ser partícipes los más pequeños. De este modo los niños además de mejorar sus relaciones afectivas, aprenderán a ser más más responsables.

 

Además de esto, diversos estudios han demostrado que los niños que crecen con perros o gatos tienen menores probabilidades de desarrollar alergias o asma.

Publicado en: Perros, Gatos, Roedores, Aves, Peces

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario