¿Cómo elegir los mejores juguetes para tu perro?

1219 vistas 19 Me gusta

El juego aparece alrededor del primer mes de vida del perro, cuando el animal inicia su periodo de socialización. En esta etapa, el cachorro aprende a jugar con sus hermanos, a explorar su entorno y a comunicarse, todo ello sumamente importante para su posterior desarrollo. 

 

Jugar con el perro influye en el desarrollo de su personalidad y en su aprendizaje. El juego es muy beneficioso: crea un vínculo entre el can y sus dueños, alivia tensiones, es una forma de integración en la familia, establece un código de comunicación con las personas y, sobre todo, es el mejor instrumento para el adiestramiento en positivo, ya que refuerza su aprendizaje.

 

Los juguetes que se comercializan en las tiendas especializadas son los más adecuados para educar correctamente al perro cuando existen problemas de comportamiento como la masticación inadecuada de objetos por la ansiedad causada por separación de sus dueños, los cambios de dentición de los cachorros, la excitabilidad excesiva, el no acudir a la llamada, el ladrido continuo o mantener la correa en tensión durante los paseos.

 

En el adiestramiento, el perro ha de estar muy motivado por los juguetes utilizados, y nunca hay que permitir que juegue con algún otro objeto que no sea el que se haya elegido para él.

 

JUGUETES QUE PUEDEN USARSE PARA EDUCAR AL PERRO



Hay que tener en cuenta que cada perro necesita un juguete adecuado a su tamaño. Un perro pequeño rechazará un juguete demasiado grande para él porque no podrá sujetarlo cómodamente. De igual manera, un juguete muy pequeño para un perro grande puede ser peligroso, ya que cabe la posibilidad de que se quede atravesado en la garganta.

 

Mediante el juego, los perros pueden aprender y practicar múltiples conductas, además de ser una inmejorable manera de comunicarnos con ellos. Con los juguetes apropiados se consigue que su educación sea mucho más fácil y diverti­da, también para sus dueños.

 

 

TIPOS DE JUGUETES

 

Existen muchos tipos de juguetes en el mercado y cada uno de ellos permitirá al propietario trabajar y reforzar un aspecto concreto del adiestramiento.

 



· La pelota

La pelota se puede lanzar de forma que ruede por el suelo o que bote varias veces. Este juego estimula al perro y, sobre todo, si se utilizan dos, se puede practicar la acción de acudir a la llamada.

 

Una variante de la pelota lleva una cuerda atada, y se suele utilizar para el aprendizaje de cami­nar junto al dueño. El propietario siempre tendrá controlada la pelota y el perro lo seguirá.

 



· Juguetes que suenan

 

Son de plástico, con pito incorporado, y los hay de diversas formas y tamaños. En el adiestramiento se utilizan para requerir la atención del perro cuando es necesario.



· El frisbee

 

El frisbee es un disco de plástico que se utiliza para lanzar y conseguir que el perro pueda ejercitarse saltando y corriendo. Al ser más lento que una pelota, su movimiento se asemeja al de las presas reales, por lo que es un juego que suele gustar mucho a los perros. Además, es muy efectivo en el adiestramiento a la llamada, ya que el can suele traer el disco a su dueño para que lo vuelva a lanzar.



· Juguetes interactivos

 

Son juguetes de goma o plástico muy resistentes y huecos, que se pueden rellenar con golosinas o comida. Para un perro, estar ocupado es muy importante, y la comida que se oculta, al ser difícil de extraer, hace que el animal pase mucho tiempo intentando atraparla.

 

La gran ventaja de estos juguetes es que son muy seguros y que se pueden rellenar con una comida diferente cada vez, lo que hace que el perro los espere con avidez. Se utilizan principalmente para evitar la masticación destructiva; los ladridos continuos al quedarse solo en casa, la ansiedad por separación y para tenerlo ocupado cuando convenga.

 

Existen dos tipos de juguetes interactivos: los juguetes Kong y los cubos dosificadores. Los Kong son de muchas formas, y rebotan y ruedan de forma diferente a una pelota, por lo que atraen mucho más la atención del animal. El cubo dosificador de comida es una de las últimas novedades que cuenta con varios compartimentos donde poder introducir comida.



· Las cuerdas

Son unas cuerdas gruesas, normalmente de hilos de colores y de diferentes tamaños, anudadas en los extremos. Como al perro le encanta jugar al tira y afloja, con ellas podemos enseñarle a llevar objetos en la boca y que los suelte a la orden. Jugar a estirar también es una forma ideal de eliminar el estrés del perro después de una jornada de adiestramiento. 





· Los dummies

Los dummies son objetos de plástico o goma, de forma alargada, prolongados con una cuerda. Están pensados para que el perro no los agarre con demasiada fuerza, por lo que son característicos para la enseñanza del cobro en la caza, que requiere que el perro traiga la presa sin dañarla.

Publicado en: Perros

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario