¿Cuidas su higiene dental?

189 vistas 6 Me gusta

Si bien solemos cuidar con mimo la higiene “exterior” de nuestra mascota, es frecuente que olvidemos brindar a la higiene bucal de nuestro perro o gato la importancia que precisa. Esta actuación provoca que un alto porcentaje de perros presente graves enfermedades dentales tras cumplir los tres años.

 

Entre las afecciones más comunes se encuentra la halitosis (o mal aliento) y el sarro, una acumulación de sales, comida y otras bacterias que provocan que la dentadura tenga un color amarillento. Es fundamental acudir al veterinario si observamos enfermedades como el sarro, ya que pueden derivar en otras más graves que provocan consecuencias irreparables como la pérdida de piezas dentales.

 

A continuación te dejamos algunos consejos para cuidar la higiene bucal de tu mascota:

 

- Alimentación seca. El pienso en forma de croquetas es el más adecuado para tu mascota, ya que la comida húmeda o la casera contribuyen a la acumulación de sarro. Por el contrario, la dureza de las croquetas del alimento seco favorece que al masticarlo rocen los dientes y eviten la aparición de sarro.

 

- Cepillado semanal. Es recomendable que una vez a la semana cepilles los dientes de tu mascota con un cepillo de dientes y dentífrico específico.

Lo adecuado es llevar a cabo esta tarea desde que el animal es un cachorro para que cuando sea adulto ya esté acostumbrado a la manipulación de la boca.

 

- Snacks específicos. Complementa su alimentación con snacks específicos que ayuden a mantener su boca en adecuadas condiciones y prevengan la aparición de sarro. Estos snacks actúan previniendo el mal aliento a la vez que evitan que el sarro se deposite en los dientes.

 

 

Si a pesar de seguir los consejos anteriores observas que la salud bucal de tu mascota se deteriora es importante que acudas a tu veterinario de confianza con la mayor brevedad posible para que pueda detectar posibles problemas dentales y ofrecerte consejo sobre cómo solucionarlos y evitar que deriven en enfermedades más graves. 

Publicado en: Perros, Gatos

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario