El alzheimer en perros y gatos

1495 vistas 10 Me gusta

No solamente los humanos podemos padecer alzhéimer, sino que otros animales como los perros y los gatos también pueden desarrollarlo en su etapa más adulta conociéndose como Síndrome de Disfunción Cognitiva.

En el caso de los perros la probabilidad de que padezcan alzhéimer es del 13% a partir de los 8 años, llegando al 61% cuando el animal supera los 15. En cuanto a los gatos éstos presentan probabilidades similares, con un 33% en gatos mayores de 11 años y un 50% a partir de los 15 años.

 

En vista de las probabilidades de que tu mascota presente este deterioro cognitivo resulta clave aprender a reconocer qué síntomas aparecen asociados a él.

 

¿Cuáles son los signos más comunes?

Los animales comienzan a presentar algunos síntomas que erróneamente pueden asociarse a su edad como la reducción de la actividad o el incremento de la ansiedad.

 

También los gatos y perros que lo padecen comienzan a reducir las interacciones con su entorno: ya no reaccionan del mismo modo ante la llegada de su dueño al hogar, muestran menos interés por salir a pasear o no obedecen cuando se les llama (síntoma que tiende a confundirse con sordera). Por otro lado otro síntoma común es la alteración del ciclo sueño-vigilia presentándose activa durante las noches y en reposo durante el día.

 

En el caso de los gatos otro de los síntomas más frecuentes son la micción y la defecación fuera de la bandeja sanitaria.

 

Si observas alguno de los síntomas anteriores o si sospechas que tu mascota podría padecer este síndrome es importante que acudas a tu veterinario con la mayor brevedad posible.

 

 

¿Existe tratamiento contra el alzhéimer?

 

El alzhéimer es una patología que no puede curarse. No obstante existen en el mercado distintos productos que contribuyen a ralentizar el avance de esta enfermedad, mejorando la calidad de vida del animal y por consiguiente del dueño. De entre todos los avances médicos más significativos al respecto destaca el neuroprotector oral Cognidine

Diagnosticar la enfermedad en su fase inicial resulta clave para aumentar la efectividad de este tratamiento, por lo que es muy importante que acudas al veterinario lo antes posible si tu mascota presenta alguno de los signos descritos en el apartado anterior.

 

 

¿Qué podemos hacer para prevenirlo?

 

Los expertos en cuidado animal insisten en que tanto los perros como los gatos han de seguir una dieta equilibrada en todas las etapas de su vida, siendo ésta un aspecto sustancial para retrasar o evitar la aparición de esta enfermedad. Asimismo es aconsejable realizar juegos con los animales para contribuir con su estimulación mental y retrasar el deterioro cognitivo.

 

¿Qué hacer una vez que tu mascota ha sido diagnosticada?

Si tu veterinario ha confirmado que tu perro o gato padece el Síndrome de Disfunción Cognitiva hay ciertos consejos que debes seguir (a parte del tratamiento que te haya recomendado):

 - Evita cambiar de sitio su comedero o su bebedero.

 - En caso de gatos tampoco debe moverse su bandeja sanitaria.

 - Evita situaciones que puedan aumentar su frustración o ansiedad, como modificaciones en su entorno, ya que esto agravaría los síntomas.

 - Aumenta tu interacción con él y estimúlale mentalmente a través de juegos.

 - Sigue una dieta rica en antioxidantes.

Publicado en: Perros, Gatos

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario