¿Por qué mi gato orina tanto?

96466 vistas 0 Me gusta

Los gatos han sido llamados los maestros del disfraz por su habilidad para enmascarar los signos de enfermedades. Afortunadamente para sus dueños, los gatos no siempre pueden enterrar la evidencia. De hecho, dejar atrás grandes cantidades de orina, u orinar con más frecuencia en general, puede ser la forma en que tu gato puede comunicar un problema de salud grave.




•  TODO LO QUE ENTRA TIENE QUE SALIR

Si encuentras más orina en su caja de arena, por lo general significa que tu gato está bebiendo más. En promedio, un gato sano de 4,5 kg suele tomar una taza de agua al día.


Si sospechas que tu gato está orinando más, trata de determinar cuánto bebe en 24 horas. Mide el agua que dejas en su cuenco por la mañana y después controla si lo tienes que rellenar a lo largo del día y con cuánta cantidad. A la mañana siguiente, mide cuánto queda en el tazón. (Para los hogares con más de un gato, es posible que tengas que aislar al gato en cuestión en su propia habitación durante este tiempo.) Si tu gato bebe más de una taza de agua al día por 4,5kg de peso corporal, debes acudir a tu veterinario.



Una serie de enfermedades pueden hacer que tu gato esté más sediento. Las más comunes son las enfermedades renales, la diabetes y el hipertiroidismo, una sobreproducción de la hormona tiroidea. Por supuesto, un clima caliente también puede hacer que tu gato beba más, por lo que el aumento de la micción no siempre indica un problema de salud.

Mientras que puedes verte tentado a limitar el agua de tu gato para que haya menos para limpiar en la caja de arena, nunca debes hacer esto sin consultar a tu veterinario ya que esto puede conducir a la deshidratación severa y empeorar las cosas. Es mejor seguir llenando el bebedero para saciar la sed de tu gato.



•  LOS CAMBIOS EN LA MICCIÓN PODRÍAN SER SIGNOS DE ALGO MÁS GRAVE

La micción frecuente y al parecer dolorosa puede ser el signo de una obstrucción parcial o total de la uretra, el tubo que canaliza la orina desde la vejiga hacia el exterior. Esto tiende a ocurrir más a menudo en los gatos machos porque sus uretras son típicamente más largas y estrechas que las de las hembras.

En estos casos pueden estirarse, llorar de dolor e incluso orinar con sangre. Debido a que el gato puede asociar la propia caja de arena con el dolor, puede evitar totalmente la caja y orinar en otras áreas de la casa.



•  CUÁNDO DEBES ACUDIR AL VETERINARIO

Si sospechas que tu gato puede tener un bloqueo urinario es una emergencia médica y tu gato necesita acudir al veterinario inmediatamente. Si el veterinario lo confirma, es muy probable que tu gato necesite anestesia y atención de emergencia para desbloquear la uretra.

Si tu gato no se esfuerza por orinar, pero sólo parece estar orinando más, todavía es importante programar una visita veterinaria en un futuro próximo. Tu veterinario puede recomendar análisis de sangre, un análisis de orina y posiblemente radiografías u otras pruebas para ayudar a determinar la causa del problema.



•  EL PAPEL DE LA ALIMENTACIÓN EN LA SALUD URINARIA

En muchos casos, tu veterinario puede recomendar una dieta especial para ayudar a mantener la salud de tu gato. Por ejemplo, se ha demostrado que algunos alimentos terapéuticos ayudan a retardar la progresión de la enfermedad renal ya prolongar la vida del gato. Otras dietas pueden ayudar a poner la diabetes en remisión, por lo que el gato ya no necesitará insulina. Incluso otros alimentos pueden ayudar a reducir o eliminar la necesidad de medicamentos hipertiroideos e incluso prevenir bloqueos urinarios en el futuro.

Publicado en: Gatos

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario