Maternidad con mascotas

1582 vistas 3 Me gusta

La maternidad es uno de los procesos más hermosos e importantes para la vida de muchas personas. Sin embargo, cuando este momento llega y tenemos una mascota o queremos incluir a un animal en nuestra familia aparecen ciertos miedos ante mitos o posibles peligros que rodean la idea de tener un animal cerca durante el proceso del embarazo o con los más pequeños.  A continuación, os dejamos varios consejos sobre los cuidados y algunos de los múltiples beneficios que tienen las mascotas en el crecimiento de los más pequeños.

Principales cuidados:

è Conocer el comportamiento nuestra mascota: Como sus dueños y cuidadores, podemos debemos conocer el comportamiento y las posibles reacciones de nuestra mascota ante los cambios. Incluir un nuevo miembro a la familia es un cambio no solo en la rutina, sino en los olores y en el comportamiento de los humanos del hogar. Acostumbrar a nuestra mascota a los cambios es un buen método de ir adaptando al animal a la llegada del bebé. Es esencial prestar atención a su carácter, edad etc.

è Extremar la higiene: Aunque resulte algo obvio, es necesario incidir en la importancia de la limpieza de nuestros perros y gatos durante el embarazo y durante el crecimiento del bebé. Es importante la limpieza de las manos y, de ser posible, no sea la embarazada quien se encargue de la limpieza. Esto no solo se limita a mantener a los animales limpios, sino sus juguetes y el hogar en general para evitar cualquier enfermedad que puedan trasmitirles a los miembros de la familia, la embarazada o al propio bebé. También es importante para las embarazadas evitar el contacto con la boca del animal, que nos lama o comer nada que hayan podido lamer u olisquear.

è Desparasitación al día: Unido al punto anterior, debemos procurar tener al día a nuestra mascota con las vacunas y libre de pulgas o parásitos. Algunos pueden ser muy contagiosos y fatales para los más vulnerables de la casa. Si la mascota es un gato, hay que tener especial cuidado con la toxoplasmosis, muy dañina para las embarazadas. Las mascotas tienen que estar sanas, por lo que acude a tu veterinario para informarte de todo lo que necesitas para preparar a tu peludo y no correr ningún riesgo.

è Fomentar el reconocimiento del bebé: Es importante que nuestras mascotas conozcan el olor del bebé para poder reconocer y asociar los nuevos olores al más pequeño de la casa.

Después de todas estas advertencias quizá te estés preguntando si compensa, y la respuesta es sí. Estos momentos son delicados y es necesario tener mucho cuidado, pero los beneficios que un animal puede tener en el crecimiento de un pequeño son muy valiosos. Entre estos beneficios, hemos querido destacar:

Beneficios

è Un mejor desarrollo del sistema inmunológico

è Aceleración del desarrollo del sistema psicomotor de los pequeños

è La mascota proporciona una sensación de seguridad cuando los progenitores no se encuentren cerca.

è Desarrollo de la responsabilidad y empatía al ser los niños responsables de su cuidado

è Vínculo con la realidad que mejora la estabilidad emocional

è Ayuda a la comprensión de conceptos vitales como la alegría, la tristeza, la pérdida etc.

 

Cada mascota y cada hogar es un mundo y el vínculo que pueda surgir entre las mascotas y los bebés dependerá de la gestión de los responsables. Ampliar la familia, con humanos o peludos es un paso muy importante que hemos tomar con cuidado.

Miles de experiencias muestran los beneficios que un peludo tiene a lo largo del embarazo y durante el crecimiento de los pequeños. Si te lo estás pensando, no dudes en vivir la experiencia.

Publicado en: Perros, Gatos, Roedores

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario