Algunas mascotas necesitan especial cuidado cuando llega el frío

1790 vistas 9 Me gusta

La llegada del frío es difícil para todos, pero puede ser especialmente duro para nuestras mascotas. Mientras que los humanos afrontamos los elementos con abrigos, gorros, botas... a menudo olvidamos que nuestros perros y gatos no disponen de estos lujos. Sin embargo, esto no supone ningún problema para las mascotas sanas; ya que al fin y al cabo están "diseñadas" para vivir en el exterior. Pero esto cambia con las mascotas que tienen ciertas condiciones de salud y pueden resentirse con el tiempo frío y húmedo.



LAS MASCOTAS CON ARTRITIS NECESITAN MÁS CUIDADOS

Tal como sucede con los humanos, el tiempo frío puede exacerbar la artritis en perros y gatos, haciéndolos más rígidos que de costumbre. Si tu perro o gato ya han sido diagnosticados con artritis o sospechas que puedan padecerlo, consulta con tu veterinario. Él o ella pueden verificar el diagnóstico y proporcionar algunas pautas para ayudarlos a pasar más cómodamente los meses fríos de invierno, incluyendo medicaciones contra el dolor, control de peso, ejercicios de bajo impacto, suplementos y otras opciones de asistencia médica. En este sentido es de gran ayuda empezar a tomar complementos condroprotectores como Hyaloral, Cosequín o Flexadin Advanced.



Consigue que estén calientes dentro: Una manta de lana suplementaria en la cama de tu mascota puede ayudar a proporcionar calor adicional (y amortiguar las articulaciones). Por norma general, deberías evitar meter bolsas de agua caliente en la cama de su mascota ya que pueden quemarse la piel. Aunque muchas camas comerciales están disponibles con elementos calentadores, evita aquellos con cables eléctricos que pueden ser problemáticos si la mascota los mastica o moja la cama. Si compras una cama con un calentador, es muy buena idea colocar una toalla o manta entre la cama y su mascota para proteger la piel de posibles quemaduras.



Consigue que estén calientes fuera: No es difícil de encontrar suéteres y abrigos que sean calientes y estén a la última. Busca ropa cómoda que no ate o restrinja el movimiento, y no incluya arcos, botones o hebillas que puedan ser masticadas y por casualidad tragadas. Los botines pueden ayudar a mantener las patas secas sobre los paseos por la nieve, aguanieve o el hielo. Y si tu perro sufre artritis, algunos botines ofrecen la tracción adicional para ayudar prevenir resbalones.



Mantén el torrente sanguíneo: Cuando las temperaturas caen en picado en el exterior, es importante que las mascotas tengan un ejercicio físico diario. Para perros y gatos con artritis, el ejercicio puede ayudar a mantener el tono muscular y conservar la flexibilidad y el movimiento. Cuando hace demasiado frío para salir al exterior, piensa en jugar dentro de la casa. Punteros láser pueden ser un gran método para que su mascota se ejercite y divierta al igual que los juegos interactivos de comida son otro modo de ayudar a las mascotas a usar sus mentes y músculos.



HIPOTIROIDISMO Y PROBLEMAS DE CIRCULACIÓN

Algunos problemas de salud pueden dificultar a las mascotas para regular la temperatura de su cuerpo. Por ejemplo, los perros con hipotiroidismo incontrolado (la hormona del tiroides baja) y mascotas con enfermedades de corazón y circulación pobre pueden tener dificultades para calentarse. Estos animales tienden a buscar calor y a menudo se enroscarán cerca de estufas y chimeneas. Naturalmente, los animales domésticos con estos problemas pueden necesitar cuidados especiales cuando hace mucho frío fuera.



Esto no significa que si tu perro busca fuentes de calor tenga hipotiroidismo u otra enfermedad que afecte a la circulación. Pero si parece que tiene frío y muestra otros signos de hipotiroidismo, como sobrepeso, letargo y pérdida de pelo a lo largo de los flancos y/o la cola, es hora de visitar a tu veterinario. Después del diagnóstico, el tratamiento con suplementos de tiroides puede ayudarle a regular la temperatura de su cuerpo y a darle más energía.



Por lo tanto es muy importante que las mascotas con artritis tengan calor en todo momento. Rellena sus camas con mantas y abrígalos cuando salgan al exterior. Los ejercicios de calentamiento son suplementos importantes, porque con ellos consiguen bombear la sangre que le ayuda a mantenerse calientes.



EL INVIERNO ES UNA ÉPOCA IDEAL PARA "ACURRUCARSE"

Si todavía te preguntas lo que puedes hacer para ayudar a tu mascota este invierno, acude a tu veterinario. Él o ella pueden ofrecer sugerencias adicionales y pautas específicas adecuadas a tu mascota. Desde luego, el invierno es también el tiempo perfecto para acurrucarse. ¿Por qué no hacer un sitio a tu perro o gato en la cama contigo? Así, tu perro o gato puede acurrucarse junto a ti y ambos estaréis más calientes.

Publicado en: Perros, Gatos

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario