Suplementos de Omega en mascotas

2896 vistas 0 Me gusta

En la sociedad actual, la palabra "grasa" tiene una connotación negativa en múltiples niveles. Sin embargo, contrariamente a la creencia popular, no todas las grasas dietéticas son malas, ni tan siquiera son la raíz de la obesidad. De hecho, hay muchas grasas buenas que mejoran y apoyan el sistema inmunológico de tu perro, incluso aumentando la producción de energía y promoviendo la pérdida de peso. Las grasas también son importantes para el mantenimiento y el crecimiento de los tejidos. Aunque muchas grasas se producen naturalmente en el cuerpo, algunas grasas sólo se pueden obtener por comer ciertos alimentos. Por ejemplo, el organismo de tu mascota no puede producir naturalmente ácido de linóleo (omega-6) o ácido alfa-linolénico (omega-3).



Si tu perro o gato no está recibiendo cantidades adecuadas de ácidos grasos esenciales omega-6, puede experimentar problemas de piel significativos, pérdida de pelo, cicatrización lenta de heridas, problemas de hígado y riñón, sistema inmunológico débil, problemas circulatorios, debilidad, esterilidad y mucho más. La mayoría de los perros sufren de deficiencias leves con síntomas mínimos. Los síntomas menores comunes de una deficiencia de omega-6 incluyen piel escamosa, pérdida de pelo, piel anormalmente grasa y exceso de prurito.



Las grasas omega-3, o ácido alfa-linolénico, también son tremendamente importantes para la salud de tu mascota

Los perros que no reciben suficiente omega-3 pueden experimentar crecimiento atrofiado, problemas oculares y debilidad. El Omega-3 ayuda con la producción de compuestos que regulan la inflamación y la coagulación de la sangre, así como la artritis y las condiciones intestinales, como la colitis y la enfermedad inflamatoria intestinal. Los Omega-3 también tienen un impacto en el corazón y el sistema circulatorio, ayudando con la arritmia, la presión arterial alta, el fortalecimiento del sistema inmunológico y la disminución de los niveles de colesterol en la sangre. La ausencia de grasas esenciales en los perros es una de las deficiencias nutricionales más comunes y claramente un gran problema. Entonces, ¿qué puedes hacer para prevenir esto?



Afortunadamente, la respuesta es simple. Las grasas Omega-6 se encuentran naturalmente en el girasol, el cártamo, el maíz, la borraja, la onagra y los aceites de color negro. Las grasas omega-3 se encuentran en los aceites de pescado, como el salmón, el halibut, el arenque y la caballa. También se encuentran en espino cerval de mar, semillas de lino, nueces, soja y germen de trigo. Parece que los aceites de pescado se absorben mejor que las semillas de lino en las mascotas. Aunque puedes complementar la dieta de la mascota con semillas de lino o aceite de semilla de linaza, es preferible usar productos a base de pescado en los casos en los que queramos ayudar a un perro con artritisproblemas de inmunidadansiedaddisfunción cognitivacáncer o una mascota con problemas de piel.



Es extremadamente importante asegurarse de que tu mascota esté recibiendo la cantidad suficiente de ambos ácidos grasos esenciales. Los alimentos para perros comerciales pueden contener proporciones incorrectas como altos niveles de omega-6 y bajos niveles de omega-3. Todas las fuentes de ácidos grasos esenciales se oxidan y se descomponen rápidamente, siendo destruidas por la luz, el calor y el oxígeno. Las altas temperaturas de procesamiento, el transporte y la larga vida útil de los alimentos para perros comerciales pueden afectar a la cantidad real de omegas consumida por tu perro.



Si fortaleces la dieta de tu perro o gato con ácidos grasos omega, estarás ayudando a asegurar que esté recibiendo la cantidad suficiente. Los ácidos grasos esenciales son una necesidad crucial para el bienestar general de tu perro o gato. Elegir un producto de calidad para cubrir las necesidades de tu mascota en lo referido a estas grasas es muy importante y beneficiará a tu mascota para el resto de su vida. Hay una gran variedad de productos de calidad disponibles en el mercado y te recomendamos consultar con tu veterinario sobre la que él o ella te recomienda. La calidad de los aceites de pescado es importante ya que pueden estar contaminados con metales pesados ​​y pesticidas y algunos pueden ser altos en vitamina A y D. Si prefieres un producto vegano, hay otros en el mercado que contienen Semilla de lino o aceite de espino cerval de mar. Al seleccionar un suplemento de omega 3, asegúrate de buscar la inclusión de vitamina E. La vitamina E es necesaria para asegurar que el suplemento de omega-3 es completo.



Si una mascota es alérgica a la familia Linum de plantas, las semillas de lino estarían contraindicadas y si tu mascota es alérgica a los mariscos, evita el aceite de krill. En algunos casos, las mascotas también pueden ser alérgicas a los peces, en cuyo caso el aceite de semilla de lino puede recomendarse en su lugar. Los aceites de pescado pueden causar diarrea en algunas mascotas y a veces es mejor iniciarlos a 1/4 de la dosis diaria recomendada y aumentar lentamente a la dosis completa durante 1-2 semanas. Esta sería la misma recomendación que cuando inicias a tu mascota a un nuevo alimento. Los ácidos grasos omega-3 pueden interferir con los anticoagulantes, bloqueadores beta y diuréticos, por lo tanto siempre consulta con tu veterinario. Debido a que los suplementos de aceite de pescado pueden reducir la coagulación de la sangre y aumentar el sangrado, siempre recomendamos interrumpir los suplementos de ácidos grasos omega-3 por lo menos 7 días antes de cualquier cirugía y pueden reiniciarse unas 48 horas después.



La suplementación a largo plazo de Omega 3 puede conducir a la deficiencia en Omega 6 por lo que recomendamos consultar siempre con tu veterinario sobre el uso de suplementos en tu mascota. Los aceites Omega-6 pueden ser pro-inflamatorios y generalmente los suplementos de Omega-3 son los preferidos. Si estás buscando el uso de un producto combinado que contiene ambos tipos de omegas, asegúrate de que una proporción de 2: 1 es respetada (Omega-3: Omega-6). Nosotros recomendamos el aceite de salmón FBL. El aceite de hígado de bacalao contiene vitamina A, por lo que no es exactamente el mismo producto que una cápsula de aceite de pescado. Altas cantidades de vitamina A y, en algunos casos, bajas cantidades de vitamina D puede aumentar el riesgo de toxicidad por vitamina A. Esta es la razón por la que algunos veterinarios sugerirán aceites de pescado en lugar de aceite de hígado de bacalao. Si deseas utilizar aceite de hígado de bacalao, asegúrate de que la proporción es de 1 parte de vitamina A a 4-5 partes de vitamina D. El aceite de pescado debe mantenerse refrigerado. La dosis recomendada por los veterinarios puede variar, pero la dosis que recomendamos para los problemas de artritis, cáncer y piel es de 30 mg/kg de DHA. Normalmente, los suplementos de Omega-3 mostrarán sus beneficios en 6-8 semanas, pero en algunos casos la piel y el pelaje pueden mejorar en tan sólo 2 semanas.

Publicado en: Perros, Gatos

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario