Alimentos "navideños" prohibidos para perros y gatos

73 vistas 0 Me gusta

Durante la época navideña se produce un gran número de intoxicaciones de mascotas debido a una alimentación incorrecta. El "un día es un día" no vale para ellos.

¿Nuestro consejo?

Prémiale con sus snacks favoritos o con comida húmeda especialmente formulada para él. Por otro lado ten cuidado con las visitas. Informa a tus familiares y amigos de los peligros y riesgos de ciertos alimentos y pídeles que no le den comida o dulces.



A continuación te dejamos una lista con los alimentos más frecuentes en esta época que más problemas causan:



1. Dulces o chocolate

Unos alimentos aparentemente "inofensivos" que tienen graves consecuencias para tu mascota. Una dosis de 80 mg/kg es suficiente para provocar una intoxicación grave, taquicardia, constricción de la vasculatura cerebral, arritmias, edema de córnea, queratitis, fotofobia, ataxia... Por estos motivos el chocolate es un alimento prohibido para perros.



2. El marisco

El marisco contiene una sustancia que los perros no pueden digerir correctamente: la quitina. Esta sustancia es la causante de diarreas, vómitos y estreñimiento. En el caso de los dálmatas debemos prestar aún más atención ya que esta raza tiene más predisposición de padecer gota en el caso de ingerir alimentos ricos en ácido úrico.

En cuanto a los gatos el marisco además entraña otros peligros como la aparición de parásitos intestinales en caso de consumirse crudo.



3. Lácteos

Debido a su alto contenido en lactosa (a la que la mayoría de los perros son intolerantes por carecer su estómago de la enzima necesaria para su metabolización) y al aporte de calcio por encima de lo recomendado para perros y gatos, podríamos producir a nuestra mascota trastornos graves a medio-largo plazo.



4. Alcohol

Si bien seguro que no estás pensando en dar alcohol a tu perro o gato, es importante que prestes atención a dónde se colocan las botellas, copas, vasos o bombones de licor ya que tu perro podría ingerirlos accidentalmente. Aunque al principio no muestre síntomas el alcohol puede provocar diarreas, convulsiones, depresión, problemas en el sistema respiratorio, arritmias, soplos, paros cardíacos o incluso la muerte.



5. Huesos

¿Quién no ha visto ofrecer a perros sobras y huesos? Esta costumbre tan extendida tiene graves consecuencias para los perros y gatos ya que, además de que los huesos no le ofrecen todos los nutrientes que necesita, provoca perforaciones en el aparato digestivo, oclusiones en el intestino, heridas en las encías y atragantamientos que pueden suponer la muerte.



6. Uvas y pasas

Esta fruta tan frecuente en las mesas en Navidad (y especialmente en Nochevieja) resulta extremadamente tóxica para los perros afectando al funcionamiento de sus riñones.



7. Frutos secos

Nueces, almendras, avellanas... unos alimentos muy beneficios para nosotros consumidos con moderación pero que pueden resultar muy peligros para nuestras mascotas causando convulsiones y problemas neurológicos.

Entre todas las variedades de frutos secos que podemos encontrar en el mercado (teniendo en cuenta que ninguna es recomendable) con la que mayor cuidado debemos tener es con las nueces de Macadamia ya que aunque la dosis sea muy pequeña los problemas neurológicos que provoca pueden ser muy graves (además de causar estremecimientos, parálisis y convulsiones).

Publicado en: Perros, Gatos

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario